Blanqueamiento Dental en Canarias

Consigue una sonrisa de película con Clínica ICA

Tus dientes más blancos con clínica ICA

La apariencia de nuestra sonrisa es un valor importante en nuestra estética. Dicen que la sonrisa es el espejo del alma, por lo que merece la pena presentarla como se merece y dar una buena impresión. 

Es por eso que cada vez nos preocupamos más por una correcta higiene bucodental, de ahí que hayan surgido recientemente muchos tratamientos de gran calidad para cuidar de nuestros dientes. 

Cuando hablamos de blanqueamiento dental, nos estamos refiriendo a uno de los tratamientos estéticos más demandados en la actualidad. En Clínica ICA somos especialistas en todo tipo de tratamientos estéticos relacionados con la salud bucodental, gracias a nuestro increíble equipo de profesionales.

bótox tenerife la palma

En qué consiste el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental entra dentro de los tratamientos estéticos que abarca la odontología, y consiste en borrar las manchas que se han ido acumulando en nuestros dientes fruto de años de mala higiene o del consumo excesivo de ciertos tipos de productos y alimentos como el café o el tabaco. 

Con el blanqueamiento dental conseguimos unos dientes mucho más blancos, como su nombre indica, a la vez que recuperamos el brillo original de nuestro esmalte. Este procedimiento se ha convertido en uno de los más populares gracias a sus excelentes resultados. 

Los agentes blanqueadores han de ser manejados con mucho cuidado, para tener un respeto absoluto por nuestro esmalte, ya que este es fundamental para la correcta salud de nuestros dientes. Solo con los mejores profesionales, como los que trabajan en nuestra clínica, podremos obtener un blanqueamiento de calidad respetando nuestra salud bucodental.

¿Por qué es necesario un blanqueamiento dental?

En líneas generales, la causa fundamental que produce las manchas que luego eliminaremos con un blanqueamiento dental es la falta de higiene. También hay ciertos productos como el tabaco que pueden darnos ese antiestético color amarillento en nuestros dientes. 

Dentro de las diferentes manchas que se forman alrededor de nuestros dientes, podemos distinguir dos tipos, las manchas endógenas y las manchas exógenas. Cada una de ellas tiene sus peculiaridades como podremos ver a continuación.

Cuando hablamos de manchas endógenas, nos estamos refiriendo a las que afectan a nuestras piezas dentales cuando se están formando aún. La causa de estas manchas suele ser el consumo de determinados medicamentos o por una deficiencia en el aporte de vitaminas.

Otro tipo de manchas endógenas son las producidas debido a traumatismos, es decir, a golpes que hemos sufrido en algún momento de nuestra vida y que han dejado nuestros dientes con un color diferente. Otra causa es el decoloramiento fruto del paso del tiempo. 

Por el contrario, las manchas exógenas son las que se producen cuando nuestros dientes entran en contacto con productos que modifican su color, con un efecto de pigmentación. Todos estos alimentos o productos que ya conocemos de sobra, como el café, el vino o el tabaco, provocan este tipo de manchas con el paso del tiempo. 

Del mismo modo, el uso continuado de colutorios o dentífricos con productos colorantes también suele tener un efecto perjudicial para la aparición de manchas exógenas. Debemos tener cuidado en líneas generales con los productos que consumimos ya que pueden tener consecuencias molestas a largo plazo.

    ¿Para quién está indicado el blanqueamiento dental?

    Todas aquellas personas que quieran conseguir una sonrisa más atractiva y que sufran manchas en sus dientes por efecto de su estilo de vida o del paso del tiempo pueden ser buenos candidatos para este tratamiento estético.

    El blanqueamiento dental es un tratamiento poco invasivo e indoloro, por lo que cualquier persona puede someterse al mismo sin riesgo. Al mismo tiempo, sus efectos son muy duraderos y pueden marcar la diferencia entre una sonrisa atractiva y otra que no lo es tanto.

     

    ¿Lista para cambiar tu cuerpo?

    Rellena el formulario de más abajo y nos pondremos en contacto contigo para contarte cuáles son los siguientes pasos.

      Preguntas frecuentes sobre el blanqueamiento dental en ICA

      ¿Cuáles son los tipos de blanqueamiento dental

      En Clínica ICA trabajamos con diferentes procesos de blanqueamiento dental, dependiendo de si inciden en dientes vitales o en dientes no vitales. Cada tipo de diente necesita un tratamiento concreto y nosotros somos especialistas en todos ellos.

      Blanqueamiento en dientes vitales

      Cuando trabajamos con dientes vitales, podemos distinguir dos tipos de tratamiento:

      En primer lugar, el blanqueamiento dental que realizamos directamente en la clínica. Utilizaremos un agente blanqueador compuesto por peróxido de hidrógeno, el cual activaremos utilizando un haz de luz. 

      Antes de ejecutar este tratamiento, necesitamos limpiar el diente correctamente, y comprobar que toda nuestra boca se encuentra en perfectas condiciones, descartando patologías previas. Debemos procurar que el producto blanqueador no entre en contacto con otras partes de nuestra boca para evitar complicaciones. 

      Además de este tratamiento, también podemos aplicar un blanqueamiento dental que el propio paciente puede realizar desde su domicilio sin necesidad de permanecer en la clínica. Todo este proceso contará con la supervisión de nuestro equipo de dentistas.

      Colocaremos la concentración de peróxido, en un rango menor, dentro de una férula dental, lo que hará que el producto no entre en contacto con otras partes de nuestra boca. Para este tratamiento también será necesario limpiar previamente nuestros dientes de forma cuidadosa y descartar patologías dentales previas. 

      Blanqueamiento en dientes no vitales

      Cuando trabajamos con dientes no vitales, debemos tener en cuenta que estos se decoloran a causa de productos de tipo bacteriano, que se alojan dentro de los conductos dentales. Esto a largo plazo puede producir una necrosis en la pulpa.

      En la clínica eliminamos todas las manchas que decoloran el diente, además de erradicar todo el tejido pulpar que ha sufrido la necrosis. Estos dientes endodonciados a menudo son ignorados, pero cuidar de su higiene es igualmente importante. 

      Para blanquear los dientes no vitales, disponemos de dos técnicas diferentes, similares a las de los dientes vitales. En cualquier caso, podremos combinar ambas técnicas para obtener mejores resultados.

      En primer lugar, la técnica inmediata, en la que aplicamos un combinado de perborato de sodio y peróxido de hidrógeno. Con esto no solo limpiamos las manchas del diente, sino que desinfectamos toda la zona que ha terminado sufriendo una necrosis. 

      La técnica ambulatoria requiere un tratamiento más prologando. En este caso la misma combinación que en la técnica inmediata se lleva a la cámara pulpar, colocando un tope para mantenerla dentro hasta que realiza todo el proceso de limpieza y desinfección.

      ¿Tiene riesgos este tratamiento?

      Si decidimos realizarnos un blanqueamiento dental, debemos saber que además de darnos unos excelentes resultados, también tiene una serie de riesgos. En líneas generales, si seguimos las indicaciones de nuestro dentista y trabajamos con un equipo profesional no deberían surgir, pero es positivo conocerlas.

      El riesgo más común a la hora de realizar un blanqueamiento dental es un aumento significativo en nuestra sensibilidad dental. Del mismo modo, también podemos sufrir un aumento en la sensibilidad de nuestras encías. 

      Si queremos estar a salvo de estos riesgos, la seguridad sanitaria es esencial. Sobre todo, también debemos procurar utilizar el agente blanqueador en una concentración adecuada y durante el tiempo máximo indicado.

      Abrir chat
      ¡Pregúntanos lo que quieras!