Mamas tuberosas: grados y tratamientos

La deformidad de las mamas tuberosas es un trastorno congénito de la forma de los senos en el que el desarrollo del tejido se inhibe durante la pubertad, lo que da lugar a unas mamas inusualmente pequeñas, caídas y desiguales. A esta afección también se le conoce con varios nombres, como mamas tubulares, hipoplasia del tejido mamario, o mamas constreñidas. 

El grado de las mamas tuberosas puede variar de leve a grave, y las características típicas pueden incluir: areolas agrandadas o hinchadas, espacio inusualmente amplio entre las mamas, mínimo tejido mamario, flacidez (ptosis), pliegue mamario más alto de lo normal, asimetría y base estrecha en la pared torácica. 

Las mamas de cada paciente son diferentes, algunas pueden tener solo características leves de mamas tubulares y otras pueden tener múltiples características. El trastorno suele notarse después de la pubertad, pero como el grado I más leve es también el más frecuente, muchas mujeres jóvenes no son conscientes de que tienen una deformidad tratable hasta más adelante.

Un tratamiento quirúrgico especializado puede corregir las mamas tubulares y mejorar significativamente el aspecto normal y estético de los pechos.

Grados de las mamas tuberosas

Los cirujanos utilizan muchas clasificaciones diferentes para las mamas tuberosas, pero la más común es la de Grolleau en 3 grados. Esta clasificación se centra principalmente en el cuadrante de la mama donde existe una anomalía, siendo el lado afectado por un déficit de tejidos.

Mamas tuberosas Grado I de Grolleau: hipoplasia leve.

En este grado el seno es deficiente en el cuadrante inferior interno. Es decir, el tejido del cuadrante inferior interno de la mama está ausente y la areola apunta hacia abajo y hacia adentro.

Mamas tuberosas Grado II de Grolleau: hipoplasia moderada.

Aquí, los dos cuadrantes inferiores de la mama son los afectados, ya que presentan un polo muy corto. Este grado hace que las areolas sean grandes y dilatadas. 

Mamas tuberosas Grado III de Grolleau: hipoplasia grave.

Este grado es la forma de mamas tuberosas más grave y difícil de corregir. Aquí, los cuatro cuadrantes son deficientes de tejido y la mama adopta la forma de un tubérculo hipertrófico.

Un tratamiento quirúrgico especializado puede corregir las mamas tuberosas ✔ y mejorar notablemente el aspecto estético de los pechos. (1)

Procedimientos estéticos para tratar las mamas tuberosas

Los procedimientos estéticos para la corrección de las mamas tuberosas son muy populares en España para las pacientes que buscan conseguir una forma de senos más completa y redondeada. 

Dependiendo de la gravedad de las mamas tuberosas de cada paciente, uno de nuestros cirujanos en Clínica ICA recomendará el mejor plan de tratamiento para cada caso. Cada mama se tratará como un procedimiento independiente y el cirujano puede recomendar una combinación de procedimientos o dos tamaños de implante diferentes. 

En casos graves, se realiza una cirugía en dos fases, pero en la mayoría de los casos, es posible completar la corrección en una sola fase. Entre los tratamientos estéticos para corregir las mamas tuberosas incluyen:

  • Aumento de mamas con implantes o transferencia de grasa. 

  • Elevación de mamas (mastopexia).

  • Levantamiento de pezones.

  • Reducción de pezón. 

A la mayoría de las pacientes se les recomienda un simple aumento de pecho para mejorar el aspecto de sus mamas tubulares. Sin embargo, en algunos casos, el aumento de mamas se combinará con una elevación del pezón, una reducción o una mastopexia (elevación) para corregir la forma de la mama y el pezón y lograr el resultado deseado.  

Los procedimientos de corrección de mamas tuberosas pueden durar entre 1 y 2 horas, y se realizan bajo anestesia general.

mamas tuberosas, tienen solución en el Instituto de Cirugía Avanzada de Canarias y Tenerife - ICA

Candidatas para la cirugía de corrección de mamas tuberosas en Canarias

Cualquier mujer con deformidad mamaria tubular experimentará una mejora estética significativa en la forma de sus pechos y en su aspecto general. Es importante que los senos no estén todavía en proceso de desarrollo, sino que hayan madurado por completo. 

La mayoría de las pacientes con mamas tuberosas tienen entre 20 y 30 años cuando se someten a la cirugía de corrección, pero algunas no reconocen que tienen una condición mamaria tratable y se someten a la intervención más tarde.

Para poder ser una buena candidata para la cirugía de corrección de mamas tuberosas, es importante que tengas expectativas realistas acerca del procedimiento y goces de buena salud general.

Cuidados posteriores a la cirugía de corrección de mamas tuberosas

En el caso de la cirugía de corrección de mamas tuberosas, es habitual que cada procedimiento sea ligeramente diferente y que requiera procedimientos y cuidados distintos. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que cada periodo de recuperación tendrá su propio ritmo, y puedes tardar más en ver el resultado final.  

El tiempo de recuperación de las mamas tubulares de cada mujer es diferente. Durante los primeros días del postoperatorio, es posible que sientas opresión en el pecho y que las mamas estén sensibles. Se recetarán analgésicos según sea necesario para aliviar las molestias.  

Si tu corrección de mamas tuberosas ha requerido implantes mamarios, es normal que al principio tus pechos parezcan altos y puntiagudos y la piel se sienta y parezca tensa, esto generalmente se calma durante las primeras 6 semanas a medida que los implantes adoptan una forma natural del pecho. 

Cualquier hematoma o hinchazón debería desaparecer después de 7 a 21 días. Además, las pacientes no deben mojar las incisiones hasta que se les indique que es seguro hacerlo. Las pacientes pueden lavarse alrededor de la zona y darse baños poco profundos. 

Es muy importante acudir a todas las citas postoperatorias para que el médico supervise la cicatrización y proporcione los cuidados adecuados. La cicatrización evolucionará a lo largo de varios meses, pero puede tardar hasta un año en verse el resultado final. Las cicatrices son una parte natural del proceso y se desvanecerán y se volverán más pálidas y planas con el tiempo. 

Si deseas obtener más información sobre la cirugía mamaria para la corrección de mamas tuberosas, y determinar cuál es la adecuada para ti, programa una cita con nosotros en Clínica ICA en Canarias. Nuestras clínicas se encuentran en Tenerife Norte y Sur, y La Palma.

Quizás te interesen éstos artículos del Blog

¿Lista para cambiar tu cuerpo?

Rellena el formulario de más abajo y nos pondremos en contacto contigo para contarte cuáles son los siguientes pasos.

    Aceptar

    Aceptar

    Aceptar

    Aceptar

    en_GBEnglish (UK)
    ¡Pregúntanos lo que quieras!